Productos artesanales realizados por personas con discapacidad.

Política de Calidad 

 

ASMISAF define esta Política de Calidad de la organización con el fin de mantener la satisfacción y confianza de nuestras personas usuarias y sus familias, así como la de nuestros trabajadores.

Para ello la organización ha adquirido el compromiso de liderar un plan de mejora continua mediante un Sistema de Gestión de Calidad basado en la Norma UNE EN ISO 9001, garantizando el cumplimiento de los requisitos aplicables a la Norma y todos los requisitos legales y así como las necesidades de nuestras personas usuarias.

Nuestro trabajo continuado ha ido configurando una filosofía basada en potenciar la autonomía de las personas usuarias en todas las facetas de su vida, en la que prevalece la confianza del Equipo Interdisciplinar en las personas usuarias, fomentándose actividades y ocio autónomo.

La misión de la organización es «Mejorar la calidad de vida de cada persona con discapacidad intelectual y la de cada familia».

Para ello debemos materializar los apoyos a las personas con discapacidad intelectual y a sus familias de acuerdo con los criterios de calidad Plena Inclusión CV.

Nuestra Visión es ser un referente en cuanto a calidad de vida de este colectivo en la comarca, un ejemplo de eficacia y eficiencia en la gestión de nuestros apoyos y servicios:

Gestionando todos nuestros proyectos centrándonos en la persona.

Impulsando la autodeterminación de las personas con discapacidad intelectual con las que trabajamos.

Organizándonos para poder facilitar apoyos que permitan a las personas con discapacidad intelectual desarrollar su proyecto de vida personal.

Estando abiertos a los cambios y funcionar con solidaridad y ética.

Siendo interlocutores necesarios de las administraciones públicas en los temas que afectan al colectivo que representamos en nuestra comarca.

Nuestros valores responden a una visión de las personas con discapacidad intelectual y de la relación de éstas con el mundo que les rodea.

Respecto al concepto de discapacidad intelectual, compartimos los criterios de PLENA INCLUSIÓN. La discapacidad intelectual no es sólo una característica exclusiva de la persona, también incluye la capacidad o incapacidad del entorno para prestar los apoyos necesarios y se entiende como un reto que debe ser afrontado familiar, social y técnicamente. Tampoco es una enfermedad, aunque es consecuencia de una patología que sólo en algunos casos requiere tratamiento médico específico.

Aunque asumimos la definición de retraso mental que ha publicado la AAMR, el movimiento PLENA INCLUSIÓN ha decidido emplear y extender el uso del término “discapacidad intelectual” puesto que así lo han demandado las propias Personas con discapacidad intelectual al considerar que el término retraso mental contiene connotaciones peyorativas.

La persona con discapacidad intelectual es una persona con los mismos derechos que el resto de la población. Tiene características propias lo que significa que tiene virtudes y defectos en razón de su educación y de su entorno familiar, sin que tales virtudes y defectos le sean imputables en función de pertenecer a un determinado grupo de personas con discapacidad. Juega un papel activo en la sociedad y necesita como todo ser humano de relaciones personales y de apoyos que hagan posible su autonomía. Necesita ser incluido en la sociedad.

Por otro lado, se considera que la familia de la Persona con discapacidad intelectual es el principal recurso para responder a sus propias necesidades y que constituyen el elemento clave para la integración de la persona con discapacidad intelectual en el seno de la sociedad. No podía ser de otra forma siendo un movimiento de base familiar y ayuda mutua.

Respeto máximo a las personas usuarias

Profesionalidad de los trabajadores en cualquiera de las áreas

Implicación personal de cada uno de los trabajadores en el centro y cuya repercusión ha de vislumbrarse en el trabajo bien hecho.

Para cumplir lo anterior se marcan las siguientes directrices respecto al Sistema de Gestión de Calidad:

Transmitir la importancia de mejora de los procesos evitando la existencia de fallos en el sistema.

Fijación de objetivos de calidad y su continua revisión dentro del marco establecido por este documento.

Transmitir siempre la motivación e implicación tanto en la misión, visión y valores de la organización, poniendo a disposición del personal todo aquello que le ayude a conseguir ese grado de implicación necesario para cumplir nuestra misión.

Poner a disposición del personal los medios necesarios para una adecuada formación que les permita realizar las tareas con mayor eficacia y eficiencia, así como los medios físicos convenientes para el mejor desarrollo de estas tareas.

Concienciar al personal de las responsabilidades de su puesto de trabajo.

Implicar en la gestión de la Calidad a los profesionales que constituyen el equipo de trabajo de nuestra entidad.

Conseguir la colaboración de los familiares para lograr un bienestar mayor de las personas usuarias.

Lograr una mayor satisfacción de las personas usuarias, trabajadores y familiares.

RESUMEN: En ASMISAF gestionamos centros, recursos, servicios y programas para las personas con discapacidad intelectual, referentes a cualquier ámbito de la vida de las personas, (educativo, rehabilitación, formación, trabajo, ocio, inclusión social, etc.) y adaptados a las necesidades y característica de cada persona con discapacidad intelectual.

Así, es responsabilidad de la Junta Directiva el correcto cumplimiento de estas directrices y de su implantación, que vincularán a todo el personal.

 

 

FIRMA JUNTA DIRECTIVA

  Fdo. Miguel Micó. Presidente

348 total views, 5 views today

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance